El pH.

Carl E. Whitcomb es un reconocido investigador y quizás una de las primeras autoridades sobre el tema de los cultivos de plantas en contenedores. Recomiendo encarecidamente la lectura de su libro Plant Production in Container y mucha de la bibliografía citada por él. De ahí extractamos lo que sigue.

Estamos acostumbrados a que nos cuenten que es muy importante que el pH del substrato sea el indicado para la especie en cultivo.
Esto es cierto en los cultivos en el suelo, la tierra. Pero no parece particularmente importante para los cultivos en tiesto con un substrato construido con componentes artificiales.

El pH se mide frecuentemente pero raramente se entiende. ¿El pH de una muestra de substrato  es una manera rápida y fácil para controlar el medio de cultivo, o no lo es?
¡Después de muchos años de frustración con el pH y lo qué significa o no significa, ahora parece que el pH tiene poco que ver con la nutrición de las plantas que se cultivan en tiestos!
Esa declaración sobresaltara a muchos que durante muchos años, han supervisado el pH de las plantas cultivadas en tiestos.
Ahora un resumen del porque de esta afirmación conclusiva:
¿Que pasa en la Tierra del Campo? En el estudio de las tierras de cultivo en el campo, el pH es una de las primeras y a veces la única la prueba ejecutada, además que los niveles de nitrógeno, fósforo, y potasio. El pH de una tierra del campo es una herramienta muy útil. En general, cuando el pH sube la disponibilidad de la mayor parte de los micronutrientes baja. Y al contrario cuando este es bajo, la disponibilidad de los micronutrientes aumenta.
La razón de que el pH tenga un efecto tan significativo sobre la disponibilidad de los micronutrientes en las tierras minerales es porque los micronutrientes ya están   allí. Cuando la tierra es más ácida, la alta concentración de iones de hidrógeno (H+) se combina con varios elementos, formando ácidos que tienen el efecto de disolver los compuestos de la tierra que contienen los micronutrientes. En cambio, cuando aumenta el pH, los iones hydroxilos (OH-) se combinan con los micronutrientes y otros elementos, particularmente el calcio, formando hydroxidos básicos o alcalinos de baja solubilidad.
Por la definición de sabemos que  un pH de 5 es 10 veces más ácido que un pH de 6 y 100 veces más ácido que un pH de 7 y así sucesivamente. Abreviando, vemos que la razón de la importancia del pH de una tierra de campo, esta fundamentada en que los micronutrientes están en los componentes minerales de esa misma tierra. Y la acidez aumenta su solubilidad y la alcalinidad la disminuye. Por ello dependiendo del pH, pondremos o no pondremos los micronutrientes a disposición de las plantas.
¿Pero que pasa en un substrato artificial para cultivar plantas en tiesto? En general los componentes de este substrato sean orgánicos e inorgánicos suelen contener cantidades muy pequeñas de micronutrientes. Y generalmente son mucho más difíciles de liberar en los componentes inorgánicos y en los orgánicos lo hacen cuando estos se descomponen, cosa que tratamos de evitar para no variar las características del conjunto substrato.
En consecuencia, el pH tiene poco efecto en la disponibilidad de los micronutrientes dentro de los límites generales de 5,0 a 7.0.
Solamente concentraciones altas de calcio, magnesio, sodio, o bicarbonatos hacen que el pH empiece a influir negativamente en la disponibilidad de los micronutrientes para las plantas cultivadas en tiesto.
La ficción acerca del pH y el sistema de cultivo en tiestos, desconcierta además por la extendida información que afirman que la disponibilidad de los micronutrientes disminuye cuando aumenta el pH. Es verdad que la disponibilidad del hierro y manganeso disminuye cuando el pH aumenta. Pero es falso decir que es el pH el culpable de este problema. Podemos  elevar el pH de un substrato, añadiendo hidróxido de calcio.
De hecho, la cantidad de calcio es la que causa la reducción de la disponibilidad del hierro y el manganeso; él aumentó del pH es un síntoma. Él aumentó del pH en este caso se  debe al calcio, pero no se puede achacar al pH la disminución en la disponibilidad de los micronutrientes en lugar de al calcio.
Ward, Hathaway, y Whitcomb cultivaron azaleas en substratos para tiesto con pH 3,0 hasta 8,2 empleando elementos no esenciales, para bajar o elevar el pH. Incluso proporcionaron dolomia como fuente de liberación lenta de calcio y magnesio. En todo el rango de 3 a 8,2 las plantas crecieron bien.
La mayor más importante consideración en un sistema de cultivo de plantas en tiesto no es el pH, sino la cantidad y la proporción de nutrientes esenciales que están disponibles para la planta. La cuestión de fondo es que si agregamos micronutrientes a un substrato de cultivo en tiesto sin tierra, estarán allí para el uso de la planta y si no lo hacemos, las deficiencias de micronutrientes serán casi seguras y el pH tendrá una influencia muy pequeña.
¿Como hacer esto? Los fertilizantes de micronutrientes en el mercado varían desde los elementos traza de liberación muy lenta tal como Frit 503 o 504 de Frit Industries' a formas muy solubles tal como micronutrientes Micromax de Sierra Chemicals' o los STEM (Mezcla soluble de elementos traza) de Peters'. Es interesante conocer que todos los productos de micronutrientes generalmente mejoran el crecimiento de la planta cuando se comparan a plantas cultivadas en el mismo medio, pero sin añadir ningún micronutriente.
Varios productos de micronutrientes se basan en agentes quelantes tal como EDTA (Acido Ethylene Diamine Tetracedic) o compuestos similares. Los elementos micronutrientes están ligados al agente quelante y así se trata de impedir que reaccionen con el fósforo, calcio, sodio o varios bicarbonatos, formando compuestos insolubles. Mientras los micronutrientes estén en compañía del agente quelante, presumiblemente la planta tiene acceso al elemento por absorción del quelato o intercambiando iones de hidrógeno por los iones de micronutrientes.
Pero hay problemas con los agentes quelatantes:
1) son descompuestos por los microorganismos y por ello la disponibilidad de micronutrientes dura al máximo sólo unos meses
2) los elementos en forma de quelatos pueden ser reemplazados con otros elementos que están presentes en el substrato y que tiene un grado más alto de afinidad (por ejemplo, hierro-EDTA+ Calcio pasa a calcio-EDTA, donde el calcio reemplaza al hierro, así se reduce la disponibilidad del hierro).
¿Como retener los micronutrientes en el substrato? Parece que los micronutrientes en el substrato sé ligar (adsorben) por el complejo de intercambio. En estudios de agregar micronutrientes a un substrato para esquejes, se obtuvieron beneficios substanciales repetidamente al añadir nitrógeno, fósforo, y potasio de liberación lenta, (Osmocote 18-6-12 o 13-13-13 a aproximadamente 4 libras/yarda cubica). Sorprendentemente, se obtuvo un beneficio de crecimiento al añadir los micronutrientes cuando, a) el nitrógeno y fósforo de liberación lenta del Osmocote estaba presente y b) cuando los micronutrientes eran solubles. Incluso cuando se emplearon niveles muy altos de elementos traza Frit, no se consiguió ningún beneficio de la corta exposición de los esquejes a las fuentes de micronutrientes Frit durante la propagación. Estos resultados condujeron a más estudios, que tratan de como ocurre la extracción de los micronutrientes del medio de propagación. Cuando se lixiviaron varios substratos con soluciones diluidas de acetato de amonio, se liberó poco o nada de los micronutrientes de los tratamientos Frit, pero se obtuvieron cantidades moderadas en los tiestos tratados con micronutrientes Micromax.
Con productos de micronutrientes de liberación lenta, cuando se liberan los micronutrientes, la capacidad de adsorción del substrato es más fuerte que la capacidad de absorción de la planta. En consecuencia, los primeros micronutrientes liberados se ligan rápidamente al substrato hasta que llegan a un punto de saturación o "umbral" al otro lado del cual, los micronutrientes estarán de forma progresiva, más disponibles para la planta. En cambio con productos de micronutrientes solubles rápidamente, la capacidad de adsorción del medio sobrepasara rápidamente el nivel "umbral", con lo cual los micronutrientes quedan inmediatamente disponibles a la planta. En el caso de los micronutrientes Micromax, la forma de sulfatos solubles en agua de los elementos micronutrientes, reacciona con el medio de cultivo ya en el primer riego, creando un complejo de liberación lenta de micronutrientes, prontamente disponibles para el cultivo de plantas.
Cuánto tiempo quedan disponibles los micronutrientes, depende de muchos factores. Estudios de las respuestas de las plantas durante tiempo, sugieren que quedan disponibles hasta que son absorbidos por la planta vía un mecanismo de intercambio, o por la descomposición de la materia orgánica a que se ligan. Cuando la materia orgánica en el medio se descompone en partículas más y más pequeñas, el área superficial y por eso los espacios de adsorción para los micronutrientes aumentan, elevando el nivel "umbral" y disminuyendo la disponibilidad de micronutrientes a las plantas. Esta disminución en la disponibilidad de los micronutrientes para la planta con el paso del tiempo, se acompaña a menudo por un aumento del pH debido a la acumulación de calcio o bicarbonatos del agua de riego. Por eso a menudo se culpa al calcio y al pH por la disminución de la disponibilidad de micronutrientes en el contenedor.
Tenga presente que otro factor probablemente también juega un papel: Cuando el medio del contenedor se descompone y las raíces de la planta ocupan muchos de los espacios del aire en la mezcla, el nivel de oxígeno del medio disminuye, así la eficacia del sistema de raíces también mengua.
Además esto se acentúa por el hecho de que la mayoría de las raíces de las plantas, especialmente las leñosas, se concentran alrededor del perímetro del tiesto y pocas raíces quedan en el centro. Recuerde que casi toda la absorción de nutrientes ocurre cerca de las puntas de las raíces, por eso las raíces al pasar por el centro del tiesto absorben poco o nada de nutrientes. La concentración de micronutrientes en el primer centímetro exterior del medio es probablemente más baja que en el centro del contenedor a causa de la absorción de la planta. La lixiviación normal por lluvia o riego, al parecer tiene poco efecto en el movimiento de micronutrientes.
Y como final dice Carl E. Whitcomb:

Después de muchos frustrantes años de tratar de aplicar el conocimiento de las tierras a los substratos para contenedor, el "síndrome de la tierra" se abandonó y los estudios se concentraron en combinaciones factoriales de tratamientos que proporcionen el mejor crecimiento de la planta, indiferente al pH y otros factores de la "tierra". Desde aquel tiempo, el cultivo de plantas ha aumentado grandemente y lentamente la comprensión del extraordinario sistema de producción en contenedor aumenta.

Tal vez el mejor resumen  es: Las plantas son oriundas de muy variables y multiformes condiciones de desarrollo, aún ninguna planta, alguna vez, evoluciono en un contenedor.

Volver a Substratos