Volver a la página de PRESENTACIÓN EL BAILE DE SALÓN hit counter
Visita nuestra nueva página web www.bailafacil.es
Ir al documento 'EL BAILE: ESA COSA COMPLICADA' un resumen de los conocimientos de faux sobre baile y músicaVisita nuestra nueva página web
 
.
 

La denominación genérica de BAILES DE SALÓN engloba prácticamente todos los bailes que se pueden bailar en pareja o como se decía antes "a lo agarrao". Nosotros consideramos esta denominación errónea, puesto que incide en un aspecto del baile que no nos parece esencial —la mayor parte de las veces bailamos en un "salón" o pista de baile, pero no siempre— y además está asociada en la memoria colectiva a determinados bailes como el tango o el vals, y a mucha gente le cuesta relacionarla con otros más dinámicos como el rock, el merengue o la salsa.

Mucha gente tiene la idea de que el baile de salón es esto

BAILE EN PAREJA nos parece una expresión mucho más adecuada para referirnos al conjunto de todos los bailes, no obstante utilizaremos la tradicional en atención a que es más conocida y nos ahorrará seguir dando todas estas explicaciones en el futuro.

Así pues, llamamos BAILES DE SALÓN a un inmenso grupo de bailes. Son bailes de salón el merengue, la cumbia, el bolero, el rock, el tango, el fox, el swing, el mambo, la bachata, la salsa, el pasodoble, el chachachá, el vals, el blues y muchos más. Pero, ¿qué podemos decir de ellos en su conjunto? ¿Qué características comunes tienen? ¿De dónde vienen? ¿Quién los ha inventado o bailado por primera vez?

¡Esto también es baile de salón! En "Dirty Dancing" había baile de salón Se puede bailar "de salón" con vaqueros y camiseta perfectamente

En su origen los bailes suelen ser populares, es decir los inventa y baila por primera vez el pueblo, la gente, por su cuenta y como les da la gana. Posteriormente, una música y su baile se hacen muy conocidos y mucha gente la escucha y lo ve, y alguien decide organizar ese baile primitivo de tal forma que sea posible enseñárselo a otros... Eso es lo que hace el BAILE DE SALÓN: digamos que "traduce" los bailes populares a un método de enseñanza que permita aprenderlos fácilmente a todo el mundo. Por el camino se pierde algo de la esencia del baile original, por supuesto, pero a cambio se gana mucho en rapidez de aprendizaje y siempre se puede añadir más estilo después.

En cualquier caso, en fauxBAILAFACIL nos esforzamos en que los bailes conserven el máximo parecido con su estilo original y creemos que todo baile de salón debe reunir las siguientes características para ser incluido en el grupo:

1/ Que tenga un paso básico que sirva de referencia.
2/ Que su método de aprendizaje sea progresivo.
3/ Que uno de los miembros de la pareja dirija al otro y le indique los cambios de paso.
4/ Que el baile se base en un tipo de música popular y conocido.
5/ Que tenga suficientes pasos para ser interesante.

Basándonos en este método de clasificación propio solemos excluir de nuestros cursillos algunos bailes por incumplir una o más de dichas características. Por ejemplo:

SALSA: Carece de paso básico y es lo suficientemente difícil para dedicarle un cursillo monográfico.
JIVE
: Carece de paso básico, su aprendizaje no es progresivo y es lo suficientemente difícil para dedicarle un cursillo monográfico.
TANGO ARGENTINO
: Es lo suficientemente difícil para dedicarle un cursillo monográfico.
SEVILLANAS: Ningún miembro de la pareja dirige, no tiene paso básico y es lo suficientemente difícil para dedicarle un cursillo monográfico.
LAMBADA
: No tiene suficientes pasos.

Por otra parte, y en vista de la enorme confusión y desinformación —a menudo interesada— que hay respecto a un montón de conceptos relacionados con el baile, la forma de bailar, qué música corresponde a qué baile, porqué se llaman de determinada manera ciertas cosas y, sobre todo, quién tiene autoridad para decidir sobre estos temas, queremos cerrar esta sección recomendando a todo el mundo la lectura del interesante documento EL BAILE: ESA COSA COMPLICADA firmado por el fundador de esta web, donde aclara bastante bien éstos y otros asuntos con su habitual estilo polémico-didáctico.

Volver arriba