LOS ADYACENTES

Ú VOLVER A "FUNCIONES"

 

            Cada una de las funciones sintácticas puede ser desempeñada por un solo sintagma o puede ser un conjunto de sintagmas quien la desempeñe. En este segundo caso tendremos un núcleo (que cumplirá las condiciones antes explicadas) y además uno o varios adyacentes.

            Si el núcleo es un sustantivo (sujeto y objetos directo, indirecto o preposicional), llevará como adyacente un adjetivo o signo adjetivado mediante transpositores del tipo 2 (Tr2) (preposiciones o relativos). Ejemplos: La casa alta ( / de piedra / que compramos) resultó pequeña; quiero un balón grande  ( / de cuero / que brille en la oscuridad); daba las gracias a aquel caballero rubio (/ de gafas / que acaba de llegar); nos ocuparemos del negocio nuevo ( / de frutas / que acabas de instalar).

            Si el núcleo es un adjetivo (atributo) llevará como adyacentes a los adverbios o signos adverbializados mediante un transpositor del tipo 3 (Tr3). Ejemplos: Estaba muy contento; estaba contento de verte; estaba contento contigo. Me gusta el libro rojo por el lomo.

            Si el núcleo es un adverbio (adyacente circunstancial de un verbo) llevará como adyacente otro adverbio. Ejemplos: Te explicaba la lección muy mal; vive muy cerca de tu casa.

            Cada uno de estos adyacentes puede, a su vez, llevar sus adyacentes, dependiendo de la categoría morfológica a la que pertenezca.

            Con ello una oración puede complicarse indefinidamente, como sucede en cualquier texto.