El dibujo es un medio expresivo que utiliza básicamente el trazo y la línea para crear imágenes. Permite desarrollar ideas, concretar pensamientos y proyectos.

Puede ser en forma de bosquejo, que es un dibujo rápido y poco elaborado a base de trazos rápidos, que se suele utilizar de base para bocetos o para realizar imágenes con programas informáticos. También puede ser en forma de boceto, que es un dibujo que se realiza antes de la obra definitiva, en el que se trabaja la forma, la composición, las tonalidades... y en el que puede haber diferentes niveles de acabado. Generalmente los artístas realizan varios bocetos para una misma obra.

Cuando queremos un apunte del natural, copiamos directamente del motivo que queremos representar. Un apunte del natural, puede servir como boceto para un dibujo original, o considerarse dibujo definitivo. Suele tener mucha fuerza expresiva. Cuando el apunte se realiza de una pieza geométrica, recibe el nombre de croquis.



boceto de Miguel Ángel para La Crucifixión
Apunte del natural de" Díaz Almagro"


bosquejo para un manga

 

Estilos de la expresión plástica:

El estilo se refiere al carácter personal que da el artísta a su obra. Existen numerosos estilos o tendencias artísticas.

Decimos que una obra pertenece al estilo Realista cuando reproduce con fidelidad la apariencia de las cosas, y dentro del Realismo, podemos encontrar obras pertenecientes al Realismo artístico, al científico, etc.

Alberto Durero. Autorretrato a la edad de 13 años y escarabajo.

Decimos que una obra pertenece al estilo Abstracto cuando la composición no hace referencia a la realidad objetiva, pero en ella se acentúan los aspectos formales, estructurales y expresivos, sin tratar de imitar formas naturales. El arte abstracto no considera necesaria la representación figurativa y tiende a sustituirla por un lenguaje visual autónomo, dotado de su propio significado.

Victor Vasarely. Abstracción geométrica.

Podemos diferenciar dos tendencias: El expresionismo abstracto, en el que destaca la expresividad del grafísmo y de la materia, como vemos en las obras de Jakson Pollok, y la abstracción geométrica en la que destaca la precisión y el rigor, como apreciamos en las obras de Victor Vasarely.

Expresionismo abstracto. Obra de Jakson Pollok.

Es un movimiento que surgió alrededor de 1910 como reacción al Realismo, y es una de las manifestaciones más significativas del arte del siglo XX.

En el estilo Figurativo se definen las formas de manera próxima a la realidad, a veces fielmente y otras distorsionándola. Dentro de este estilo se incluyen otras tendencias artísticas: Impresionísmo, Cubismo, Expresionísmo, Surrealísmo.

 

Surrealismo. Alegoría del sol, de Salvador Dalí.

También la deformación, el estilo esquemático y el caricaturesco. En todos ellos se utilizan diferentes modos de expresión como la simplificación, la deformación o la esquematización.

Figura y fondo en la composición

Componer es organizar los elementos visuales, puntos, líneas, planos y texturas para crear un conjunto equilibrado, y todo el conjunto se puede enriquecer al aplicar efectos de luz y color.

Composición de Gustav Klimt. "El árbol de la vida".

Ritmo, Equilibrio y Peso Visual: Ley de la Balanza y Rectángulo Áureo.

Cuando una misma forma es repetida de forma regular se produce un ritmo, que en una composición se puede utilizar como recurso expresivo o estético.

Los ritmos pueden ser alternos, crecientes y decrecientes, modulares, radiales, concéntricos.

Por ejemplo en La espiral de Fraser, vemos cómo se combina el ritmo radial y el concéntrico y se crea ilusión de movimiento.

La espiral de Fraser, en realidad no es una espiral. El efecto se produce mediante segmentos de líneas curvas, ligeramente desviadas y dispuestas formando circulos concéntricos.

Espiral de Fraser.

Equilibrio.

Cuando vemos una obra plástica esperamos encontrar una estética ordenada y que se entienda.

Podríamos decir que el Equilibrio es la justa medida de todos los valores que pueden confluir en una composición. Una composición equilibrada, ofrece al espectador un efecto de unidad, pero no es una suma de elementos colocados sobre la superficie plástica.

Ejemplo de equilibrio estático, obra de Guillermo Pérez Villalta.

Todas las composiciones plásticas están influidas por la relación entre sus pesos o fuerzas visuales. Si los elementos visuales se disponen a ambos lados de un eje, de forma que nos atraigan por igual, el equilibrio es simétrico, y la composición es estática.

Cuando uno de los dos campos tiene una fuerza visual diferente, el equilibrio es inestable, y la composición la denominamos dinámica.

La ley de tercios.

Es un procedimiento muy utilizado en diseño gráfico y en publicidad para equilibrar los pesos visuales en los formatos rectangulares.

Consiste en dividir el formato en tres partes a lo largo y a lo alto. Las zonas de mayor peso visual se situan cerca de las intersecciones de cada división. A estas zonas se las llama puntos de fuerza.

El rectángulo áureo.

En la antiguedad, los geómetras consideraron que en la relación áurea existía una armonía de proporciones, razón por la que se halla con frecuencia en detalles constructivos de edificios antiguos.

El rectángulo áureo es aquel cuyo lado menor es segmento áureo del mayor, y tiene como propiedad más importante la posibilidad de efectuar una separación ilimitada de rectángulos semejantes a él, y por tanto áureos, cada vez de menor tamaño.

Actualmente podemos encontrar esta proporción en multitud de ejemplos, y entre los de uso corriente, en las tarjetas de crédito, algunos billetes bancarios y en el DNI.

Leonardo da Vinci. La Gioconda ("Mona Lisa") 1503. Museo del Louvre. París.

Lineas de fuerza en la composición.

Las líneas de fuerza son líneas virtuales que se imponen cuando miramos una composición.

En las artes visuales, el equilibrio se consigue a menudo gracias a una adecuada composición de las líneas de fuerza, que pueden ser curvas, oblicuas, quebradas, cruzadas o en espiral.

Las líneas de fuerza pueden estar determinadas por la disposición de las figuras y por la combinación de los colores en la estructura compositiva.

Si predominan las líneas de fuerza horizontales, provocan un equilibrio estático en la composición.

Si predominan las oblicuas, quebradas o curvas, crean tensiones dinámicas, con un efecto perceptivo de movimiento.

Obra de Giácomo Balla.

El punto como elemento expresivo y compositivo.

El punto es la más simple de las formas visuales que se presentan a nuestra percepción.

A diferencia del punto geométrico, que es una unidad abstracta, el punto visual tiene una forma y una dimensión.

La forma más común de un punto es la de un círculo simple, compacto, carente de ángulos y de dirección. Sin embargo, un punto puede ser cuadrado, triangular, oval o incluso de forma irregular.

El conjunto de varios puntos constituye una composición. La forma en la que se agrupan los puntos determina una variedad de procesos perceptivos y de significado.

El color de una composición de puntos asume efectos y significados diferentes en función del color de la superficie sobre la que se encuentren situados.

El punto constituye un elemento estructural presente en múltiples formas de la naturaleza y en las producciones visuales del hombre. En el arte moderno, el punto ha constituido, a veces, el único elemento estructural de la composición.

Puntillismo. George Seurat.

La línea como elemento expresivo y compositivo.

La línea es el trazo que deja un punto en movimiento sobre una superficie. Si el trazo se desarrolla en una sola dirección tenemos una línea recta, que puede ser horizontal, vertical, oblicua o quebrada.

Si la dirección varía continuamente tenemos una curva que puede ser circular, libre, ondulada, quebrada o complicada.

Toda línea posee su significado expresivo.

Varias líneas juntas forman una composición. Su significado cambia en función de la dirección de cada una de ellas, de su disposición sobre el plano, de su grosor y del efecto que provoca su combinación.

La línea permite representar visualmente el contorno de las formas, su estructura, las superficies y el espacio.

 

Dibujo a línea. El puerto de Amberes. Alberto Durero.

Aplicaciones de las líneas.

La línea se utiliza en diferentes campos del dibujo para realizar bocetos, para encajar formas, para dibujar cómic, para realizar croquis, y en general para expresar ideas.

Las líneas pueden utilizarse para expresar significados diferentes en nuestras composiciones:

Las líneas horizontales nos parecen quietas, frías y en reposo.

Las verticales, vivas, activas, ascendentes.

Las oblicuas inestables.

Las quebradas son dinámicas, en continuo cambio.

Las curvas en espiral, movimiento concéntrico y envolvente. Las líneas curvas también pueden producir sensación de movimiento ondulado, irregular y sinuoso.

Las líneas entrelazadas con recorridos irregulares y en contínuo cambio de dirección sugieren la idea de desorden.

Dibujo a línea de Victor Vasarely, 1938.

El plano como elemento compositivo.

Un plano es una superficie bidimensional con dos direcciones: largo y ancho.

A pesar de ello, puede crear sensación de espacio bidimensional, y producir sensaciones de acercamiento, alejamiento y volumen.

Para conseguirlo, hemos de utilizar alguno de los recursos siguientes:

Superposición de planos, variación del tamaño de las formas en el plano, o aplicando la perspectiva.

Con ello conseguiremos sugerir una distancia entre los objetos y la posición del espectador.

Las Musas Inquietantes. Giorgio de Chirico. 1916.

Otra de las aplicaciones artísticas del plano está relacionada con la escultura y con la arquitectura, para crear espacios en la estructura de los edificios, tanto en el interior como en el exterior.

Museo Guggenheim. Bilbao

La textura.

Llamamos textura al aspecto exterior que nos produce la superficie de cualquier materia.

Utilizada como elemento plástico, puede enriquecer la expresividad de una composición artística.

Cada materia tiene una textura diferente, y llamamos textura táctil, a la que se puede percibir mediante el tacto o la vista.

En el área artística, se utilizan con mucha frecuencia las texturas gráficas, que son la representación dibujada de las texturas táctiles, y que pueden impregnar la composición de gran fuerza expresiva y sentido artístico.

   

Dibujo de Lucas Cranach. Jabalí.