Historia
REPARACIÓN DE ELECTRODOMÉSTICOS
TODAS LAS MARCAS
UN POQUITO DE HISTORIA
Inventor de la lavadora mecánica
Alva John Fischer, (1862-1947) ingeniero estadounidense, fue el inventor de la lavadora mecánica. Esta máquina la patentó en 1910 y perfeccionó mediante una ingeniosa caja de cambios, que invertía periódicamente el sentido del giro. Este es el precedente de las lavadoras automáticas programables, que hoy en día utilizamos.

Historia de la congelación
En 1784, Mr. William Cullen construyó el primer frigorífico que funcionaba con electricidad, y aunque congelar los alimentos comercialmente se hizo por primera vez en 1842, la Industria de congelados como la conocemos hoy, tiene un origen más reciente que la de envasado, pero la conservación de alimentos a gran escala por congelación comenzó a finales del siglo XIX con la aparición de la refrigeración mecánica.

No fue sino hasta el año de 1927 cuando se fabricaron los primeros frigoríficos de uso doméstico (su fabricante fue la Generic Electric). Sin embargo, hubo que esperar hasta los años treinta para asistir a la comercialización de los primeros alimentos congelados, que fue posible gracias al descubrimiento de un método de congelación rápida.
El primer microondas
 
En 1946, fue el doctor estadounidense Percy Spencer el que se percató que el efecto de las microondas podía cocinar los alimentos sin que el calor fuera perceptible a su alrededor. En 1947 la empresa Raytheon comenzó a comercializar el modelo llamado Radarange pero sus grandes dimensiones (tenía 1,68 m de altura y pesaba 340 kg) hicieron que su difusión fuera limitada. Finalmente, en 1953, el artículo se distribuyó para el hogar producido por la Tappan Company al que siguió el modelo Hotpoint.
Historia del lavaplatos
Josephine Cochrane, esposa de un político de Illinois, en la década de mil ochocientos ochenta, dijo, si nadie inventa una máquina lavadora de platos, la inventaré yo misma. En un cobertizo cercano a su casa, en la ciudad de Shelbyville, en el estado norteamericano de Illinois, Josephine Cochrane, después de tomar las correspondientes medidas, mandó hacer compartimentos individuales de tela metálica para platos de diversas medidas y para las diversas piezas de la cristalería. Estos compartimentos se ajustaban alrededor de la circunferencia de una rueda montada en una gran caldera de cobre. Al accionar un motor esta rueda, salía agua jabonosa caliente del fondo de la caldera y llovía sobre la vajilla. El diseño era tosco pero efectivo, y ésta fue la impresión que causó en el círculo de amigos de Josephine, que dieron al invento el nombre de lavaplatos Cochrane, y encargaron máquinas similares para sus cocinas.
SERVICIO TÉCNICO PARA GIJÓN
correo86.gif
patecnico@telecable.es
PULSE AQUÍ
br%FAjula003004.gif
Historia del lavado
Recorriendo la galeriá del lavado
desde la época de los romanos
hasta mediados del siglo xx.
br%FAjula003002.gif br%FAjula003001.gif