DEPARTAMENTO  DE RELIGIÓN

Y MORAL CATÓLICA 

PROGRAMACIÓN GENERAL

 IES ARAMO

 CURSO 2006-2007

  PROFESOR:           Manuel Martínez Martínez

 PROGRAMACIÓN DE ESO

 INTRODUCCIÓN:

La Religión es, efectivamente, una disciplina escolar específica, equiparable al resto de las áreas en el rigor científico y en el planteamiento de objetivos y contenidos, con una importante significación educativa en el currículo escolar por su contribución al desarrollo integral de la persona.

“La necesidad de asegurar un desarrollo integral de los alumnos y alumnas en esta etapa y las propias expectativas de la sociedad, coinciden en demandar un currículo que no se limite a la adquisición de conocimientos teóricos sino que incluya otros aspectos que contribuyan al desarrollo de las personas, como son las habilidades prácticas, las actitudes y los valores democráticos y morales que constituyen elementos fundamentales del proceso educativo.” ( Decreto 69/2002, de 23 de mayo de 2002, por el que se establece la ordenación y definición del currículo de Educación Secundaria Obligatoria en el Principado de Asturias.

La Religión ha sido, a lo largo de la historia, como lo es en el momento actual, un elemento integrante del entramado colectivo humano y un ineludible hecho cultural. El patrimonio cultural de los pueblos, también del asturiano, está vertebrado por las cosmovisiones religiosas, que se manifiestan en los sistemas de valores, en la creación artística, en las formas de organización social, en las manifestaciones y tradiciones populares, en las fiestas y calendario. Por ello, los contenidos fundamentales de la Religión dan claves de interpretación de las civilizaciones.

 En una época en que los intercambios culturales y la inmigración constituyen un hecho habitual, más allá de las fronteras políticas, ling*ísticas y económicas, el conocimiento de los contenidos religiosos es un factor importante, no sólo de identificación, sino también de aproximación de las culturas.

La formación religiosa y moral, integrada en el currículo escolar, colabora a la finalidad educativa de formar personas responsables, conscientes, críticas y libres; aporta a los alumnos y alumnas elementos para fundamentar su propia cosmovisión y sistema de creencias y valores, dentro del respeto a su libertad y autonomía personal; les capacita para el respeto y diálogo con otros sistemas de creencias, presentes en nuestra sociedad pluralista; posibilita un equilibrio entre el desarrollo espiritual, psicológico y cultural del alumnado, en su propio contexto histórico y ambiental; ayuda a comprender el patrimonio cultural y artístico español y asturiano; permite estructurar y sistematizar los contenidos de la fe católica.

Esta formación religiosa y moral proporciona a los alumnos y alumnas, que libremente la elijan, un aprendizaje que debe traducirse en actitudes de participación activa en la sociedad, desde la específica visión del mundo que la fe cristiana les proporciona.

No hay que olvidar, además, que una gran parte del alumnado que asiste a las aulas pertenece a la comunidad católica y que la enseñanza religiosa escolar constituye un factor importante de identidad personal.

 IDENTIDAD DE LA ENSEÑANZA DE LA RELIGIÓN

La enseñanza de la Religión y Moral Católica tiene unas características que la identifican escolarmente como modalidad opcional curricular de carácter confesional. Éstas son:

*  Exposición del núcleo esencial del mensaje cristiano desde la fe.

*  Diálogo abierto, respetuoso y crítico con la cultura.

*  Apertura a la trascendencia y ofrecimiento de la respuesta al sentido último de la vida con todas sus implicaciones éticas.

 FINALIDADES DE LA ENSEÑANZA DE LA RELIGIÓN:

La enseñanza de la Religión y Moral Católica tiene estas finalidades propias:

*     Presentar y descubrir la religión y, en concreto, la fe cristiana como instancia crítica de la sociedad.

*     Presentar el mensaje cristiano en sus exigencias morales y en orden a una actitud liberadora y humanizadora de la propia persona.

*     Proporcionar una visión cristiana del ser humano, de la historia y del mundo para su comprensión y para un diálogo con otras cosmovisiones y tradiciones religiosas.

*     Educar la dimensión religiosa de la persona en orden a una formación integral.

*     Incorporar el saber de la fe en el conjunto de los demás saberes, dado el carácter científico de la enseñanza de la Religión.

 CONTRIBUCIÓN DEL ÁREA DE RELIGIÓN AL LOGRO DE LOS OBJETIVOS DE LA ETAPA DE SECUNDARIA:

 La enseñanza de la Religión y Moral Católica realiza aportaciones importantes al desarrollo de los objetivos generales de la ESO en los siguientes ámbitos:

*     Proporciona al alumnado las claves necesarias para que tome conciencia de sí mismo, de sus acciones y capacidades, sepa ponerlas en relación con los contenidos propios de la Religión Católica y valore los modelos de vida que se le proporcionen.

*     Contribuye al desarrollo de la identificación de los alumnos y alumnas con los grupos sociales de pertenencia y de referencia, entre los que se encuentran los de carácter religioso.

*     Facilita el análisis de las características socioculturales de la comunidad en la que vive el alumnado. El conocimiento de los contenidos propios del mensaje cristiano y de su concreción a lo largo de la historia hace posible la comprensión de muchos procesos históricos y manifestaciones culturales.

*     Ayuda a la creación de relaciones interpersonales y a la inserción social dada la dimensión ético-relacional del cristianismo, y su compromiso por mejorar la realidad y la convivencia que constituye una constante a lo largo de la historia.

*     Capacita al alumnado para la interpretación y valoración de otros mensajes que le llegan sobre la vida, el ser humano y el mundo, al tiempo que le invita a expresar sus propias ideas, sentimientos y deseos.

 

Objetivos de

ETAPA

Objetivos de

ÁREA

a) Formarse una imagen ajustada de sí mismo a partir del conocimiento de sus características y posibilidades y del desarrollo autónomo y responsable de tareas, valorando el esfuerzo y la superación de dificultades.                                              

 

 1,4,9

b)Adquirir y desarrollar actitudes y comportamientos de respeto, disciplina, cooperación, solidaridad y tolerancia en las relaciones con los demás y mantener una actitud crítica y de superación de los prejuicios y prácticas de discriminación en razón del sexo, de la raza, de las creencias, de la cultura y de las características personales o sociales. 

 

 2,6,7,9,10

c) Conocer y apreciar el patrimonio natural, cultural y lingüístico, en particular los de la Comunidad Autónoma, contribuyendo a su conservación y mejora, y desarrollando actitudes de respeto hacia la diversidad lingüística y cultural entendida como un derecho de los pueblos y de los individuos.

 

 

 10,11

d) Comprender y expresar mensajes orales y escritos con propiedad, autonomía y creatividad en lengua castellana, ...

 

5

f) Enriquecer las posibilidades de comunicación mediante el conocimiento, interpretación y aplicación de los códigos artísticos, valorando la función social de los mismos.

 

 11

h) Conocer y comprender los aspectos básicos del funcionamiento del propio cuerpo y las consecuencias que para la calidad de vida individual y colectiva tienen los hábitos del ejercicio físico, de la higiene, de la alimentación equilibrada y del consumo inteligente.

 

 1,9,10

i) Conocer y aplicar estrategias de identificación y resolución de problemas mediante el uso de procedimientos intuitivos y de razonamiento lógico, en los diversos campos del conocimiento y la experiencia.

 

 5

j) Utilizar procedimientos de recogida, selección, organización y análisis crítico de la información, usando las fuentes apropiadas disponibles y trasmitirla a los demás de manera organizada e inteligible.

 

 5,6

k) Conocer las creencias y valores básicos de nuestra tradición valorándolos críticamente.

 

2,3,6,9,10

l) Analizar los mecanismos y valores que rigen el funcionamiento de las sociedades, en especial los relativos a los derechos y deberes de los ciudadanos, y adoptar juicios y actitudes personales críticas con respecto a ellos.

 

 4,6,9,10

m) Conocer y analizar las leyes y procesos básicos que rigen el funcionamiento de la naturaleza, valorando las repercusiones que sobre ella tienen las actividades humanas y contribuir a su defensa, conservación y mejora.

 

9

n) Conocer y valorar el desarrollo científico y tecnológico, sus aplicaciones y su incidencia en el medio físico y social.

 

9,10

o) Utilizar las Nuevas Tecnologías de la Información y la comunicación en los procesos de enseñanza y aprendizaje y valorar críticamente la influencia de su uso sobre la sociedad.

 

 

10

 OBJETIVOS GENERALES DE ÁREA:

         Al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria se pretende que los alumnos sean capaces de: 

1.      Reconocer las inquietudes y deseos más profundos de la persona, su anhelo de sentido y la apertura a lo trascendente tanto individual como socialmente. Actuar en consecuencia dentro de los grupos sociales y religiosos a los que pertenece y participar en una línea transformadora de la realidad.

2.    Conocer y situar las principales manifestaciones religiosas de la historia, su mensaje, símbolos y explicaciones de la realidad, así como otras opciones y propuestas. Valorando y respetando en todas ellas las respuestas que dan sobre el ser humano, el mundo y la historia.

3.    Identificar en la persona de Jesucristo el centro, origen y meta del cristianismo, reconociendo su presencia viva en el mundo actual y su influencia determinante en nuestra cultura asturiana.

4.    Reconocer al Dios cristiano, manifestado en Jesucristo, como el fundamento amoroso y gratuito de la persona humana, sustentador de su valor absoluto, garantía de su libertad y valuarte de su finalidad.

5.    Manejar correctamente las fuentes y textos fundamentales del cristianismo (Biblia y Magisterio) en su origen y a lo largo de la historia, conocer su significado y valorar su contenido en la actualidad. Tratarlos de forma crítica, actualizar la información que nos aportan, transmitiéndola a los demás de manera actualizada e inteligible.

6.    Conocer y valorar críticamente el significado de la Iglesia para los cristianos, descubriendo su aportación histórica en la construcción y crecimiento de la sociedad europea, española y especialmente asturiana. Desarrollando los valores de justicia, libertad, solidaridad, paz e igualdad.

7.    Identificar los hitos y evoluciones fundamentales que presenta la trayectoria de la Iglesia universal a partir de sus comienzos. Comprender su significado como signo de amor del Espíritu de Dios en el mundo e instrumento de unidad de todo el género humano. Conocer, valorar y respetar críticamente las aportaciones de las iglesias cristianas no católicas y comunidades eclesiales, reconociendo la verdad existente en tales confesiones en orden a la salvación de las personas.

8.    Interpretar el significado de los símbolos y signos religiosos más relevantes, con especial atención a los sacramentos y las prácticas religiosas más extendidas, en su entorno.

9.    Sensibilizarse ante los valores y la dimensión ética de la vida humana como camino de autorrealización y relación con los semejantes y la naturaleza. Aplicar los principios y contenidos de la moral cristiana a los distintos hábitos personales y sociales contrastando críticamente la validez de esta opción con otras admitidas socialmente.

10.           Valorar los aspectos positivos y negativos de la cultura. Sensibilizarse e interesarse por los problemas y retos de la sociedad, particularmente la asturiana, comportándose según unos valores, actitudes y normas, responsables y solidarios según el modelo de opción preferencial por los pobres.

11. Conocer, valorar y respetar el patrimonio religioso, artístico y cultural, a través del lenguaje simbólico e icónico de la arquitectura, pintura, música y liturgia.

OBJETIVOS. SECUENCIACIÓN POR CICLOS.

         PRIMER CICLO: 

1.      Reconocer las distintas dimensiones de la persona. Valorar su apertura al hecho religioso. Sensibilizarse con las identidades sociales y religiosas del grupo al que pertenece.

2.    Conocer y situar las manifestaciones religiosas del pueblo hebreo (Antiguo Testamento), su mensaje, símbolos, explicaciones de la realidad. Valorar la respuesta que da sobre el ser humano, el mundo y la historia.

3.    Conocer y situar el contexto histórico y geográfico de la persona de Jesús. Identificar sus hechos y palabras y ser consciente de la implicación de su Resurrección.

4.    Reconocer al Dios cristiano como Padre/Madre que fundamenta el valor absoluto de la persona. Aplicar esta imagen de Dios a la realidad actual y  apreciar las consecuencias fraternas que se desprenden para la relación entre las personas.

5.    Conocer y manejar las fuentes (Biblia y Magisterio) de las que se nutre la fe católica. Interpretarlas según la exégesis actual y valorar su contenido atemporal.

6.    Conocer y valorar críticamente el significado de la Iglesia, identificar su origen con Jesús de Nazaret. Manejar los elementos más importantes de su historia y apreciar su aportación al desarrollo personalizador de la sociedad, en especial  de la asturiana.

7.    Manejar los signos y símbolos religiosos más relevantes e interpretar su significado, de manera especial las prácticas religiosas de su entorno.

 8.     Interesarse por la dimensión ética de la persona, los valores, las normas, las leyes. Darse cuenta de la autorrealización que conlleva un camino ético. Conocer los valores y normas fundamentales del cristianismo y aplicarlos a ejemplos concretos.

9.    Identificar el patrimonio artístico cristiano de Asturias. Valorar su riqueza cultural y religiosa, preocuparse por su desarrollo y mantenimiento.

 

SEGUNDO CICLO: 

1.      Reconocer las inquietudes y deseos más profundos de la persona. Actuar en consecuencia dentro de los grupos sociales y religiosos a los que pertenece y participar en una línea transformadora de la realidad.

2.    Conocer y situar las principales manifestaciones religiosas de la historia, su mensaje, símbolos y explicaciones de la realidad, así como otras opciones y propuestas. Valorando y respetando en todas ellas las respuestas que dan sobre el ser humano, el mundo y la historia.

3.    Identificar en la persona de Jesucristo el centro, origen y meta del cristianismo, reconociendo su presencia viva en el mundo actual y su influencia determinante en nuestra cultura asturiana.

4.    Reconocer al Dios cristiano, manifestado en Jesucristo, como el fundamento amoroso y gratuito de la persona humana, sustentador de su valor absoluto, garantía de su libertad y valuarte de su finalidad.

5.    Manejar correctamente las fuentes y textos fundamentales del cristianismo (Biblia y Magisterio) . Tratarlos de forma crítica, actualizar la información que nos aportan, transmitiéndola a los demás de manera actualizada e inteligible.

6.    Conocer y valorar críticamente el significado de la Iglesia para los cristianos, descubriendo su aportación histórica en la construcción y crecimiento de la sociedad europea, española y especialmente asturiana. Desarrollando los valores de justicia, libertad, solidaridad, paz e igualdad.

7.    Identificar los hitos y evoluciones fundamentales que presenta la trayectoria de la Iglesia universal a partir de sus comienzos. Comprender su significado como signo de amor del Espíritu de Dios en el mundo e instrumento de unidad de todo el género humano. Conocer, valorar y respetar críticamente las aportaciones de las iglesias cristianas no católicas y comunidades eclesiales, reconociendo la verdad existente en tales confesiones en orden a la salvación de las personas.

8.    Sensibilizarse ante los valores y la dimensión ética de la vida humana como camino de autorrealización y relación con los semejantes y la naturaleza. Aplicar los principios y contenidos de la moral cristiana a los distintos hábitos personales y sociales contrastando críticamente la validez de esta opción con otras admitidas socialmente.

9.    Valorar los aspectos positivos y negativos de la cultura. Sensibilizarse e interesarse por los problemas y retos de la sociedad, particularmente la asturiana, comportándose según unos valores, actitudes y normas, responsables y solidarios según el modelo de opción preferencial por los pobres.

10.           Conocer, valorar y respetar el patrimonio religioso, artístico y cultural, a través del lenguaje simbólico e icónico de la arquitectura, pintura, música y liturgia.

  

BLOQUES DE CONTENIDOS. EJES VERTEBRADORES. 

 BLOQUES DE CONTENIDOS. EJES VERTEBRADORES.

 

  1. EL SER HUMANO Y LO SAGRADO.

 CONCEPTUALES:

1.1.  En las grandes preguntas.

1.1.1.  Las grandes preguntas del ser humano.

*       El sentido de la vida, de la persona y destino del mundo.

*       Respuestas cristianas.

1.2.  La experiencia religiosa.

1.2.1.La búsqueda de Dios. La experiencia religiosa del ser humano.

*       El ser humano y lo sagrado

*       Símbolos-lenguaje y práctica religiosa.

*       La increencia. La secularización.

*       Sentido trascendente del ser humano.

*       Visión de Dios en las religiones.

*       Sectas y nuevos movimientos religiosos.

1.2.2. La expresión de la experiencia religiosa del ser humano.

*       Características.

*       Las religiones ante la experiencia de la existencia humana: Hinduismo,

Judaísmo, Budismo, Cristianismo e Islamismo.

*       Concepción cristiana de la revelación.

*       Etapas de la revelación.

1.2.3.Historia de Israel y revelación progresiva de Dios.

*       Categorías fundamentales de la  historia de la salvación.

PROCEDIMENTALES:

*   Elaboración de un procedimiento de análisis de aplicación a las  diferentes religiones.

*    Distinción entre los actos característicos de la religión de otros actos propios de la superstición, la magia y la idolatría.

*    Análisis de la religiosidad de las personas y los grupos del entorno.

*     Elaboración de esquemas, mapas históricos y geográficos, textos y símbolos sobre las religiones.

 ACTITUDINALES: 

*       Actitud favorable hacia todo lo que beneficia la convivencia escolar, familiar, social y religiosa.

*       Valoración de la religión como expresión de la apertura del ser humano a la, trascendencia y cauce de realización personal.

*       Respeto y comprensión ante otras formas de pensamiento en cuanto portadoras de un sentido.

*       Aprecio a los valores humanos expresados en los ritos, en los signos religiosos y en los testimonios religiosos.

*       Actitud de discernimiento y de análisis sobre los datos e interrogantes que las demás áreas presentan sobre la religión.

*       Apertura al pluralismo, al ejercicio de la corresponsabilidad, la tolerancia y el diálogo. 

 

 2. LA REVELACIÓN DE DIOS EN LA HISTORIA:

CONCEPTUALES:

2.1. Como ser personal.

2.1.1. Dios se revela como Padre/Madre.

*       Manifestaciones de Dios

*       Dios creador y salvador.

*       Y en la Palabra: La Biblia.

2.2. La revelación en su Hijo Jesucristo.

            2.2.1. Jesucristo, el Hijo de Dios y hermano nuestro.

*       María de Nazaret: Madre y discípula.

*       La plenitud de las promesas: Jesucristo.

*       Su vida.

*       Su mensaje.

*       Su obra.

2.2.2. La fe en Cristo, salvador y liberador.

*       Muerte y resurrección de Jesús.

*       Significación salvífica de la persona de Jesucristo.

*       Verdadero Dios y verdadero hombre.

*       La fe, respuesta a la revelación de Dios en Jesús.

 PROCEDIMENTALES:

*      Aplicación de las reglas y métodos de la hermenéutica bíblica a los textos

*      Elaboración de esquemas y gráficos a partir de los datos bíblicos o de informaciones sobre la Biblia. Localizar y analizar textos del Nuevo Testamento que fundamentan las grandes afirmaciones de la fe católica.

*      Descripción de  la imagen de Dios que se revela progresivamente en la Biblia

*       Identificación y análisis del lenguaje sobre Dios en la cultura actual y las diferencias con otras religiones.

*       Creación de esquemas a partir de los datos bíblicos para estructurar lo esencial del mensaje de Jesús.

*       Análisis de textos de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia situándolos en su contexto y relacionándolos con los textos bíblicos.

  

ACTITUDINALES:

*       Valoración de la Biblia como Palabra de Dios, fuente de fe para los cristianos y para otras religiones. Estima de los textos bíblicos e interés por conocerlos y profundizar en ellos.

*       Interés por conocer la vida y el mensaje de Jesús.

*       Reconocimiento de Jesús como el centro de la religión cristiana. Valoración de su obra salvadora.

*       Sensibilización ante los valores contenidos en el evangelio: dignidad, relación con Dios, valor de la vida, el amor, la fraternidad,  opción por los pobres, primacía del ser sobre el tener, la gratuidad, la misericordia, la libertad, ...

*       Aceptación de unas normas básicas de respeto hacia el nombre de Dios en el lenguaje.

*       Darse cuenta que la fe en Jesucristo es un camino de realización personal y liberación de todo tipo de esclavitud.

  

 

3.LA COMUNIDAD CREYENTE: REVELACIÓN DEL ESPÍRITU  SANTO.

 CONCEPTUALES:

            3.1. Orígenes y fundamento.

                        3.1.1. La Iglesia, el Nuevo Pueblo de Dios.

*      Vida íntima de Dios: misterio de comunión.

*       Misterio de comunión y de misión.

*       Pueblo sacerdotal.

*       El Espíritu Santo, fuerza y vida de los creyentes.

3.1.2. Las primeras comunidades cristianas.

*       Presencia de Jesús resucitado.

*       Anuncio y realización del Reino.

*       Los discípulos y discípulas de Jesús.

*       Jesús congrega a la comunidad.

*       La comunidad en torno a los apóstoles.

*       Pablo. Expansión del cristianismo.

3.1.3. La Iglesia en sus rasgos esenciales.

*       Una, santa, católica y apostólica.

*       Carácter misionero.

*       Carismas y ministerios.

3.2. Signo de salvación.

3.2.1. Dios se hace presente y santifica mediante los sacramentos.

*       Signos y símbolos religiosos.

*       La Iglesia sacramento.

*       Sacramentos de iniciación: Bautismo Confirmación.

*       Sacramentos de la salud: Reconciliación y Unción.

*       Sacramentos de la alianza: Matrimonio y Orden.

*       Sacramento de la unidad: Eucaristía.

3.3. Realización histórica de la Iglesia.

3.3.1. principales hitos de la vida de la Iglesia en su contexto histórico.

*       Nacimiento del monacato.

*       Aparición de las Iglesias no católicas.

*        Grandes Concilios.

*       Iglesia del siglo xx.

3.3.2. Principales expresiones artísticas, culturales y religiosas.

 

 PROCEDIMENTALES:

*       Selección y clasificación de  documentos escritos sobre la historia de la Iglesia primitiva.

*       Utilización de  los factores históricos, culturales y geográficos de los hechos de la historia de la Iglesia.

*       Interpretación y representación de los hechos más relevantes de la historia de la Iglesia primitiva.

*       Manejo de  textos bíblicos y del magisterio de la Iglesia teniendo en cuenta su contexto histórico.

*       Identificación y selección de  datos sobre objetos, persona y acciones sagradas del entorno.

*       Análisis e interpretación de símbolos y ritos cristianos.

*       Relación de  la práctica actual de las celebraciones litúrgicas con su sentido original y con las experiencias más significativas de la condición humana.

*       Confección de un cuadro sinóptico sobre los sacramentos.

*       Investigación  y análisis de  datos sobre la acción de la Iglesia en los campos de la cultura, la educación y la promoción social.

 

 ACTITUDINALES: 

*       Valoración de la historia como lugar de la acción de Dios y de la acción evangelizadora de la Iglesia.

*       Valoración de la aportación de la Iglesia a la sociedad y a la cultura, en particular en el Principado de Asturias.

*       Percatarse de la importancia que tiene pertenecer a la comunidad cristiana. Reconocer los signos de unidad y de amor como propios de la Iglesia. Valorar la pluralidad dentro de la Iglesia como riqueza del Espíritu.

*       Respeto por las celebraciones litúrgicas. Apreciar la participación en la liturgia como un signo de identidad cristiana.

*       Interés por conocer el origen y actualidad de los sacramentos. Valoración del Domingo y los ritos de culto.

*       Darse cuenta de la diferencia entre sacramento, encuentro con Dios y acto social. Proteger la sinceridad de los ritos litúrgicos.

*       Aprecio por la acción misionera de la Iglesia al servicio del evangelio y del desarrollo de los pueblos.

*       Interés por conocer la aportación de la comunidad cristiana en los distintos ámbitos de la actividad humana. Valorar críticamente esta aportación en España y en el Principado de Asturias.

 

 4. LA NUEVA HUMANIDAD.

 CONCEPTUALES.

             4.1. Como don y tarea del Evangelio.

                        4.1.1. El seguimiento de Jesucristo. Camino.

*       El amor, núcleo del ser y vivir cristiano.

*       Las bienaventuranzas, gracia y proyecto de vida.

*       Cristo Jesús, el Hombre nuevo, modelo de humanidad.

4.1.2. El ser humano, imagen de Dios.

*       Proyecto salvador de Dios.

*       Jesucristo, clave de la recreación de la persona humana por el Espíritu.

*       Dignidad consecuente y derechos-deberes de la persona humana.

4.1.3. La esperanza de los cristianos. Meta.

*       Impacto de la ciencia y la técnica en la humanización.

*       La secularización, y la autonomía de lo creado.

*       La salvación definitiva: vida nueva y plena.

 

4.2. Como praxis cristiana.

4.2.1. Moral de las relaciones de las persona con Dios.

*     Jesucristo fundamento de la moral católica.

*       El amor a Dios y a uno mismo.

4.2.2. Moral de las relaciones de la persona consigo mismo y con sus semejantes. El amor al prójimo.

*       Moral de la vida humana.

*       Moral de la bioética y la sexualidad del matrimonio y de la familia.

*       Moral social.

4.2.3. Moral de las relaciones de la persona con la naturaleza.

*       Moral ecológica.

  

 PROCEDIMENTALES:

 

*     Descubrimiento en el evangelio de la imagen y valor absoluto de la persona que muestra.

*       Confección de esquemas a partir de datos bíblicos para estructurar lo esencial del mensaje cristiano.

*      Selección y organización de información sobre hechos y conductas relacionados con la problemática moral.

*      Localización y análisis de textos bíblicos y del magisterio de la Iglesia que fundamentan la moral católica.

*      Aplicación de los valores evangélicos a la propia vida  y a las relaciones humanas y sociales.

*    Análisis  y valoración de las diversas concepciones sobre el ser humano y el mundo que predominan en la sociedad.

*      Análisis y valoración de acontecimientos y testimonios que inciden en la dignidad del ser humano y en sus derechos, tanto de forma positiva como negativa.

*      Obtención y selección de datos que permitan hacer un análisis fenomenológico de la sociedad actual y descubrir sus valores y contravalores.

*      Análisis y aplicación de la doctrina social de la Iglesia.

*      Análisis y valoración  de determinados comportamientos éticos según su contexto histórico.

*      Selección  y valoración de datos e informaciones sobre la evolución científico-técnica y sus repercusiones en la persona humana, su actividad, y en la naturaleza.

*      Análisis y valoración de las diversas creencias en el más allá de este mundo.

 

 

ACTITUDINALES: 

*       Valoración de la dignidad de la persona humana, varón y mujer, creados por Dios a su imagen.

*       Concienciación de la propia condición humana y la responsabilidad de crecer como personas. Aceptación de sí mismos y toma de conciencia de las propias limitaciones.

*       Valoración del cuerpo humano y de sus cualidades y capacidades como cauce de realización personal.

*       Sensibilización y espíritu crítico ante las situaciones que amenazan o degradan al hombre: violencia, hambre, drogas, injusticia, desigualdad, marginación, terrorismo, consumismo, ...

*       Valoración del amor como expresión central de la vocación y proyecto humano y síntesis del mensaje moral del evangelio.

*       Valoración de la propia libertad y de la de los demás.

*       Aceptación de una escala de valores como punto de referencia para enjuiciarse y enjuiciar situaciones y comportamientos.

*       Valoración de la humanización de la fe cristiana en la vida futura. Actitud de esperanza en el futuro propio y de la humanidad.

*       Actitud crítica y de diálogo hacia las diversas concepciones sobre el ser humano. Rechazo de todo lo que degrada y atenta contra los derechos humanos.

*       Valoración de la cultura como expresión y cauce de liberación y de realización personal y social.

*       Valoración de una ética personal y social como camino de realización personal y de convivencia social.

*       Respeto hacia las diferentes opiniones y comportamientos éticos en cuanto portadores de un sentido.

 

  

ORIENTACIONES METODOLÓGICAS

         1. La reforma de la enseñanza de la religión en la escuela no sólo afecta a los objetivos a lograr y a la disposición de los contenidos, sino también a su adaptación metodológica.

        2. Se ha de tener en cuenta la interrelación  entre los contenidos de distinto tipo, hechos, conceptos, principios, procedimientos, valores, actitudes y normas. La enseñanza de estos contenidos no puede ser orientada separadamente, aunque en algunos desarrollos se haga mayor hincapié en uno u otro tipo de contenido. Asimismo, las  programaciones de aula deben incluir los distintos tipos de contenidos que podrán pertenecer a uno o varios bloques de más concreta relación.

        3. La división de los contenidos en bloques obedece a un sencillo criterio analítico que hace posible la diversificación de los elementos básicos del área de Religión. Todos los bloques están íntimamente relacionados. Por ello, es necesario que las unidades o actividades didácticas que se desarrollen posean los elementos más esenciales de relación que se enuncian en distintos bloques.

         4. Actividades y estrategias de enseñanza: 

a)    El aprendizaje significativo por recepción, mediante estrategias expositivas ya sea oral o mediante textos escritos, son necesarias en la enseñanza de la Religión. Las fuentes de la Revelación así lo exigen. Ello no indica una asimilación simplista ni tampoco una clase magistral. Las estrategias expositivas deben tener en cuenta los conocimientos previos del alumno, la motivación y el interés de éste, y la exposición clara y ordenada del contenido. Su aportación está indicada para planteamientos introductorios y panorámicos de los contenidos esenciales del kerigma cristiano. En todo caso, deben ir acompañadas de actividades o trabajos complementarios que posibiliten la inserción de nuevos conocimientos con la estructura cognoscitiva del  alumno.

b)   Estrategias de indagación. Su característica principal consiste en la presentación de materiales seleccionados sobre un tema para que el alumno los estructure mediante unos criterios abiertos que el  profesor le proporciona. Estas estrategias ponen al alumno ante hechos de alguna manera problemáticos sobre los cuales deben aplicarse reflexivamente los conceptos principales, procedimientos y valores que el profesor haya seleccionado. Es posible que en las estrategias de indagación primen los contenidos referidos a procedimientos, sin embargo esto no es obstáculo para el aprendizaje de conceptos, puesto que el alumno ante situaciones conflictivas fuerza su reflexión y pone en juego sus ideas.

c)    Interés de la memoria. La concepción constructivista del aprendizaje aplica a la memoria una importancia destacada aunque relativa. Esta capacidad del individuo debe ser incentivada no de forma exclusivamente verbalista, sino esencialmente comprensiva, es decir, desde una reflexión sistemática, progresiva y continua, de tal forma que el alumno pueda asimilar las nuevas informaciones y posibilitar la solución de los problemas planteados.

d)   Motivar a los alumnos. Partir de la experiencia del alumnado, teniendo en cuenta su nivel de conocimientos, es base para esta tarea motivadora e incentivo del aprendizaje. Suele ser común la opinión de que los temas más cercanos a la experiencia del alumnado son especialmente motivadores. Muy a menudo los temas considerados lejanos por su carácter de desconocidos o mistéricos despiertan un mayor interés. En el área de religión será el planteamiento, su novedad, la vitalidad personal lo que hará posible que unos y otros motiven el interés de los alumnos.

5. Partir de la experiencia que está en la base misma de la pedagogía religiosa, tal como se explicita en los últimos documentos de la Iglesia, debe ser lo normal en todo desarrollo ejemplificado.

        Partir de la experiencia del alumno, en la clase de Religión, supone:

a)    Ayudarle a reflexionar sobre las situaciones propias y las de su entorno familiar, social y cultural:

-        Dar nombre a las experiencias personales.

-        Reconocer lo que los demás hacen o dicen.

-        Acoger, integrar las tradiciones vivas de su pueblo y sentirse continuador de ellas, de forma positiva y creativa.

b)    Confrontar estas experiencias con la Buena Noticia de Jesús:

-        Informar sobre los datos específicos del cristianismo.

-        Valorar con la Buena Noticia las situaciones vividas.

-        Formular una síntesis teológico-bíblica.

c)    Descubrir las posibilidades que ofrecen los criterios evangélicos para una mejora del ser humano y de su ambiente.

d)   Expresar su relación y formulación litúrgica, celebrativa y cultural en la historia y en su entorno. 

6. Este planteamiento exige un pluralismo metodológico, pues hay múltiples modalidades de aprendizaje en función de las edades de los alumnos y su ambiente cultural. Así unas veces será la explicación del profesor, otras veces, la charla con preguntas-estímulo, o trabajo sobre textos, trabajo personal y en pequeños grupos . En ocasiones se utilizarán elementos extrínsecos, ajenos al problema que se discute (con un medio atrayente, como una película, caricatura, canción, diapositiva, vídeo, ...); en otras ocasiones serán elementos intrínsecos, mediante el estudio de un caso, opiniones contrarias, preguntas incitantes, capaces de hacer crear en los alumnos un centro de interés respecto al tema.

        En todos los casos hay que procurar suscitar un interés nacido del hecho de perseguir unos objetivos que sean percibidos por el alumno como respuesta a sus necesidades profundas, como válidas para su propia formación; deben de ser por consiguiente, unos objetivos queridos y personalizados.

Son muchos los niños y adolescentes que, aunque vivan en la ignorancia e indiferencia religiosa que caracteriza a gran parte de nuestra sociedad, ello no impide que se planteen interrogantes profundos sobre el sentido de la existencia,  exigen una respuesta transcendente. Conviene, por tanto, proponer actividades que ayuden al alumno a manifestar o expresar sus inquietudes e interrogantes. Éste requiere una información sólida previa sobre el hecho religioso.

        7. La actividad del alumno en la clase de Religión es indispensable, pues en la esencia del acto educativo está la actividad del sujeto que se educa, entendida como impulsor o fuerza interior que nace de la necesidad de hacer, de saber y de ser de la persona. Este impulso cristaliza en actividades que producen experiencias o aprendizajes que conforman y enriquecen la personalidad del individuo.

        8. En el proceso educativo se pretende lograr que cada alumno alcance su máximo desarrollo personal. Hay que adaptar la enseñanza a las posibilidades y necesidades de cada uno. En la individualización metodológica se propone a los alumnos objetivos adaptados a sus necesidades personales y actividades que, además de estar en la línea de sus intereses, respeten el ritmo y el modo de actuación personal. Es indudable que el trabajo individualizado facilita considerablemente la reflexión y las tareas concretas.

        9. El fomento de la creatividad facilita la expresión personal del propio mundo y los propios sentimientos, haciendo que el alumno participe del acto mismo de enseñar. 

La actividad y creatividad en la enseñanza religiosa se puede entender como capacidad de hallar soluciones nuevas a los problemas planteados por esa misma enseñanza. Si la enseñanza religiosa pretende suscitar una actitud crítica ante el mundo, no sólo debe ofrecer elementos de conocimientos o dar normas de conducta, sino que debe ayudar a los unos y a las otras en el análisis, en la elaboración de juicio y en las opciones que las diferentes situaciones humanas comportan. 

La educación del sentido crítico es condición imprescindible para la educación en la libertad y la responsabilidad. En la clase de Religión, no se trata de aprender dócilmente el patrimonio del pasado, sino de aprender a escoger críticamente y a justificar las propias opciones de cara a la construcción de una sociedad diferente, mejor, más humana, impulsados por aquellos valores que el Evangelio hace imprescindibles. 

        10. Se impone, pues, establecer un diálogo auténtico con la realidad cultural en una triple dirección: 

a)    Informando sobre la relación e influjo mutuo entre la cultura occidental y el hecho religioso y cristiano.

b)   Juzgando y criticando esa cultura (valores, ideas, modelos de comportamientos) a la luz de la fe.

c)    Reinterpretando las expresiones de la fe (fórmulas, símbolos, ritos, comportamientos) a la luz de los valores que emergen de la cultura actual. 

11. La religión, en el marco escolar, es una disciplina "entre" las otras y "con" las otras. No puede ser una materia "aparte”, sino que ha de estar íntimamente relacionada con las demás áreas curriculares. De ahí la importancia de la globalización e interdisciplinariedad, procurando entrar en contacto con la cultura concreta según la edad de los alumnos, en un diálogo abierto, crítico y respetuoso con los otros campos del saber. 

        Hay, en efecto, unas claras raíces religiosas en las tradiciones de la cultura española y europea. El cristianismo es uno de los elementos constitutivos de la cultura occidental, por lo cual todos los alumnos deben tener acceso a su conocimiento, 

        12. Por otra parte, el hecho de que deba potenciarse el trabajo personal e individualizado -como antes se indicó-  no significa que debe eliminarse el trabajo de grupo. Este trabajo es indispensable para potenciar la dimensión social del alumno.

        En la clase de Religión el trabajo en grupo debe ocupar un sitio relevante, pues ofrece amplias posibilidades de participación efectiva de todos y favorece el debate e intercambio de ideas y puntos de vista.

        En ocasiones, los grupos se pueden organizar como equipos estables repartiendo las diversas funciones entre sus miembros de modo que cada uno se responsabiliza de una parte del trabajo. 

 13. Una palabra de atención al lenguaje: hay que usar un lenguaje básico común, respetuoso con el ritmo y situaciones de los alumnos y con su grado de sensibilidad religiosa.

 

MATERIALES Y RECURSOS:

 

        Teniendo en cuenta los criterios metodológicos expuestos anteriormente, resulta muy necesario para poder desarrollar con éxito el proceso de enseñanza aprendizaje el uso de los siguientes materiales y recursos: 

*     Biblioteca Escolar:

o       Identificación del material bibliográfico.

o       Manejo de las fuentes bibliográficas de cada unidad didáctica.

*     Acceso a las nuevas tecnologías:

o       Sistemas informáticos.

o       Internet.

*     Utilización de medios audiovisuales:

o       TV-Video.

o       Retroproyector.

o       Proyector de diapositivas.

o       Radiocasete.

 

*     Se sigue recomendando el proyecto editorial de SM. Durante el curso 2006-07 se mantendrá la edición de: 

o       CORTÉS, Javier y otros.

BETANIA. Religión Católica

Ed. PPC-SM

 EVALUACIÓN:

 La evaluación tiene que ser entendida como un proceso de recogida de información y análisis que facilite el conocer hasta qué punto se está produciendo un buen desarrollo de las capacidades explicitadas en los objetivos generales y un buen aprendizaje de los contenidos a aprender. Se trata de un proceso continuo. La evaluación tiene, pues, un carácter regulador, orientador y autocorrector del proceso educativo en la medida en que proporciona información sobre la adaptación del proceso a las necesidades o posibilidades de los alumnos y alumnas, posibilitando la modificación de aquellos aspectos que sean causa de desajustes. Así, pues, los docentes no sólo tenemos que evaluar los aprendizajes del alumnado y el nivel de desarrollo de capacidades, sino también hemos de evaluar los propios procesos de enseñanza y nuestra práctica docente en relación a las intenciones educativas y los objetivos que nos hemos planificados.

 Para ello utilizaremos tres tipos de evaluación que se aplicarán sucesivamente:

         - Evaluación inicial o diagnóstica, a través de la cual pretendemos conocer el grado de conocimientos, desarrollo y aptitudes de el/la alumno/a en el momento de iniciarse su aprendizaje. Con ella no sólo podremos adaptar el aprendizaje a nivel de maduración de cada alumno sino que también nos será más fácil observar sus progresos futuros.

         - Evaluación formativa u orientadora: se realizará a lo largo de todo el curso, y su finalidad es comprobar la marcha del proceso cuando se está llevando a cabo.

        - Evaluación final o sumativa, al término del proceso para comprobar si se han conseguido las intenciones educativas del proceso de enseñanza-aprendizaje. No tiene un sentido de certificación oficial sino que viene a constituir la evaluación inicial para el siguiente tramo del proceso educativo. Sólo tiene sentido si se la considera como posterior a la evaluación formativa.

 

 QUÉ EVALUAR: CRITERIOS DE EVALUACIÓN:

 1.      Captar las ideas esenciales y el sentido de los textos del Antiguo Testamento donde se descubre la progresiva revelación de Dios como Padre.

2.    Comentar verbalmente y/o por escrito el mensaje de "Dios Creador y Salvador del hombre", sintetizado en los pasajes principales de la Revelación.

3.    Localizar e integrar informaciones de la Biblia, desde el punto de vista histórico, geográfico y cultural, que muestren la veracidad e inspiración de la Biblia.

4.    Identificar los rasgos fundamentales de la  Persona de Jesucristo y las características principales de su mensaje realizado en su obra salvadora para poder captar los contenidos del anuncio cristiano.

5.    Sintetizar el mensaje de las parábolas y de los grandes discursos de Jesús para conocer las actitudes básicas de la vida cristiana.

6.    Resumir las ideas esenciales de la Iglesia como Pueblo de Dios y sacramento de salvación y como continuadora de la obra redentora de Cristo.

7.    Describir y sintetizar los orígenes, símbolos y finalidades de los sacramentos del Bautismo, Confirmación, Reconciliación, Eucaristía y Unción de los enfermos, en relación con las etapas de la vida humana y de la comunidad eclesiástica.

8.    Situar los sacramentos, las fiestas religiosas y los actos de culto especialmente los asturianos, en la vida de la Iglesia, como alabanza a Dios, celebración gozosa y compromiso personal y social.

9.    Enumerar y comentar los elementos básicos de la moral a la luz de los valores evangélicos y verlos reflejados en el mandamiento del amor y en las bienaventuranzas.

10.           Reconocer textos bíblicos y del Magisterio de la Iglesia que describan al hombre como imagen de Dios, para valorar su dignidad, el respeto y aprecio de sí mismo y de los demás.

11.    Contrastar las propias actitudes con las de algunos modelos de la vida cristiana en Asturias, que se caracterizan por su fidelidad al Evangelio.

12.           Obtener información de la problemática social asturiana de su entorno, relacionándola con las respuestas cristianas fundamentales que se derivan del seguimiento de Jesucristo.

13.           Descubrir las relaciones que hay entre aspectos bíblicos, doctrinales, litúrgicos y las expresiones artísticas y culturales del entorno  asturiano y del patrimonio universal.

14.           Identificar y localizar algunos documentos gráficos, textos literarios, representaciones pictóricas o esculturas, símbolos, ritos, lugares sagrados, personas dedicadas a lo sagrado de la cultura asturiana y universal, que manifiesten que el hombre, a lo largo de la historia, ha tenido y tiene una incesante búsqueda de Dios.

15.           Enumerar  y describir las preguntas fundamentales que se hace el hombre, en las cuales se enraíza lo religioso, y sintetizar las principales respuestas cristianas a esas preguntas,

16.           Hacer un estudio-síntesis comparativo entre el mensaje de las grandes religiones históricas y el mensaje cristiano, en relación a los problemas básicos de la existencia humana.

17.           Identificar y localizar en la Biblia as categorías fundamentales en las que se expresa la Historia de la Salvación y la Revelación progresiva de Dios al pueblo elegido.

18.           Hacer una síntesis de los contenidos fundamentales del manejase de Jesús, que constituyen la Buena Noticia, localizando dichos contenidos en el Nuevo Testamento.

19.             Buscar en el Nuevo Testamento la confesión de fe en Jesucristo que expresaron las primeras comunidades cristianas y que fueron recogidas en los Hechos de los Apóstoles y en las cartas de los apóstoles.

20.          Describir los valores esenciales sobre el hombre que surgen del mensaje de Jesús, así como las consecuencias personales y sociales de este mensaje; y localizar los textos evangélicos en que se apoyan las afirmaciones que se hagan.

21.           Describir las posturas diversas acerca de Dios que tienen diferentes colectivos sociales en la actualidad y expresar cómo ha de ser el diálogo cristiano con los no creyentes especialmente los pertenecientes a nuestra misma sociedad asturiana.

22.          Expresar claramente cuál es el fundamento de la dignidad de la persona humana y de la igualdad fundamental de todos los seres humanos, y las consecuencias morales de estas dos afirmaciones que contrastan con las situaciones humanas de opresión y de pobreza que existen en la sociedad asturiana  y universal actuales.

23.           Aplicar los carismas y ministerios de la Iglesia a la vivencia cristiana de los sacramentos del Orden y Matrimonio en la diócesis asturiana.

24.          Situar en las distintas etapas de la historia de la Iglesia la realización del mensaje de Jesús mediante los modelos de vida, la expresión cultural y artística y el servicio a la humanidad.

25.          Analizar y valorar los rasgos esenciales de la Iglesia y su fidelidad al mandato de Jesucristo en las distintas etapas de su realización histórica, general y asturiana.

26.          Describir el sentido y significado de la Eucaristía como fuente y culminación de toda la vida cristiana.

27.          Seleccionar información sobre hechos y conductas morales a partir de la observación de la realidad ambiental y de los medios de comunicación, y valorar críticamente estos hechos y conductas desde la perspectiva de los valores contenidos en el Mensaje de Jesús.

28.          Describir críticamente las aportaciones de la ciencia y la técnica desde la perspectiva del proyecto de salvación definitiva que presenta el Evangelio.

29.          Describir los problemas más graves de la humanidad hoy y aplicar los principios y consecuencias de textos esenciales del Magisterio universal y diocesano, de la Iglesia a los problemas más acuciantes de la vida social, teniendo en cuenta la realidad, nacional e internacional.

30.          Analizar la progresiva manifestación amorosa de Dios a los hombres, culminada en la salvación de Jesucristo y continuada por la acción del Espíritu Santo, como síntesis del credo católico.

 

CRITERIOS MÍNIMOS SECUENCIADOS POR CICLOS:

 

PRIMER CICLO:

1.      Enumerar los interrogantes más profundos del ser humano y definir la experiencia religiosa a nivel individual y social.

2.    Relacionar los sacramentos con los momentos esenciales de la vida e interpretar de manera adecuada los símbolos y el lenguaje religioso.

3.    Conocer y manejar correctamente los distintos libros que forman la Biblia, descubrir el proceso de su formación y comprender el contexto histórico social en el que fueron escritos.

4.    Situar correctamente en el espacio y en el tiempo a Jesucristo y enumerar las líneas fundamentales de su mensaje.

5.    Identificar los rasgos esenciales de la Iglesia primitiva: comunión de vida, diferentes ministerios y carismas y la misión. Reconocer las expresiones de fe y comparar críticamente con la Iglesia actual.

6.    Conocer los elementos básicos de la moral según el mandamiento del amor y las bienaventuranzas.

7.    Describir los problemas sociales de su entorno y las respuestas cristianas a los mismos.

8.    Contrastar las propias actitudes con las de algunos cristianos fieles al evangelio.

9.    Descubrir la incidencia que tiene la experiencia religiosa en las expresiones artísticas y culturales del entorno y del patrimonio universal.

SEGUNDO CICLO:

1.        Reconocer y contrastar las respuestas en las diferentes religiones a las preguntas fundamentales.

2.      Identificar y localizar los documentos gráficos, textos literarios, representaciones pictóricas y escultóricas, ritos, lugares y personas dedicadas a lo sagrado, más importantes, que manifiestan que el hombre ha tenido y tiene una incesante búsqueda de Dios.

3.      Reconocer en la vida, muerte y resurrección de Jesús, el centro de la revelación de Dios y la salvación de los hombres.

4.      Descubrir en los símbolos y sacramentos la dimensión de alabanza a Dios, celebración gozosa y compromiso personal y social que conlleva.

5.      Descubrir las líneas esenciales de la Iglesia, Pueblo de Dios, con 2000 años de historia, e identificar de forma correcta las principales expresiones de la liturgia cristiana.

6.      Describir los valores esenciales sobre el hombre que surgen del mensaje de Jesús, y sus consecuencias personales y sociales. Localizar los textos evangélicos en que se apoyan.

7.      Expresar claramente cuál es el fundamento de la dignidad de la persona humana y de la igualdad fundamental de todos los seres humanos. Contrastarlo con las situaciones humanas de opresión y pobreza existentes extrayendo las consecuencias morales.

8.      Describir críticamente las aportaciones de la ciencia y la técnica desde la perspectiva del proyecto de salvación (hombre nuevo, creación nueva) que presenta el evangelio. 

9.      Aplicar los principios de la doctrina social de la Iglesia a los problemas más graves de la humanidad, teniendo en cuenta principalmente la realidad local y autonómica. 

10.  Describir las posturas diversas acerca de Dios que tienen los distintos colectivos sociales en la actualidad y expresar como ha de ser el diálogo cristiano con los no creyentes.

 

CÓMO EVALUAR:

*     Para evaluar el aprendizaje de los conceptos: 

. Evaluar al comienzo de una unidad didáctica los conocimientos previos de los alumnos para activar   sus ideas y trabajar a partir de ellas.  

 . Valorar las ideas personales de los alumnos y promover un uso espontáneo de los/las alumnos/as para no fomentar la repetición literal. 

 . Proponer ejercicios que exijan de los/as  alumnos/as la resolución de un problema desde el  conocimiento adquirido, en vez de resolverlo con   soluciones dadas literalmente por el texto o el   profesor. 

*     Para evaluar el aprendizaje de los procedimientos

 . Valorar si el/la alumno/a conoce suficientemente  el procedimiento. 

 . Evaluar si sabe aplicar el procedimiento a situaciones concretas.

*     Para evaluar el aprendizaje de las actitudes: 

                . La evaluación de los contenidos actitudinales la debe realizar el profesor a partir de la observación directa y continua de todos y cada uno de los alumnos del grupo. 

CUÁNDO EVALUAR: 

            A lo largo de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje del curso. No obstante siguiendo las directrices del Diseño Curricular de esta etapa de Enseñanza Secundaria Obligatoria, se informará del desarrollo de este proceso a los alumnos y las alumnas y a sus padres o tutores mediante una nota calificadora   del mismo. Dicha información se realizará al menos en tres ocasiones durante el curso. 

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD: 

        Nos proponemos prestar atención a la diversidad de forma anticipada, incorporando en la planificación docente recursos y estrategias variadas para dar respuesta a las diversas necesidades que en función de las características del alumnado de nuestro centro, se van a producir.

        Para ello se deberá tener en cuenta los diferentes ámbitos de diversidad con los que podemos encontrarnos: 

*     Diferencias en la capacidad para aprender.

*     Diferentes motivaciones para aprender.

*     Estilos y ritmos de aprendizajes distintos.

*     Intereses diferentes. 

        En consecuencia debemos tratar de ajustar la ayuda pedagógica precisa, así como facilitar a nuestros alumnos recursos o estrategias variadas. Las propuestas que hacemos desde el área de Religión y Moral Católica son las siguientes: 

*     Utilizar metodologías diversas: que no todos los/as alumnos/as aprendan de la misma manera, en el apartado de criterios metodológicos ya se señalaban diferentes formas de afrontar el proceso de enseñanza-aprendizaje, eligiéndose en cada caso el más apropiado. 

*     Propuesta de actividades diferenciadas: Con ello nos referimos a que, con el aprendizaje de determinados contenidos, no es obligatorio que todos los/as alumnos/as realicen las mismas actividades, sino que éstas se adecuarán a sus capacidades, ritmos de aprendizaje, etc.. El trabajo en grupos favorece esta cuestión puesto que es la forma de distribuir actividades sin que los/as alumnos/as se sientan discriminados / as por ello. 

*     Utilización de material didáctico no homogéneo, por las mismas razones que en el apartado anterior. 

*     Agrupamientos flexibles y ritmos distintos: el hecho de formar grupos de trabajo no implica que éstos estén siempre formados por los mismos alumnos, sino en función de la tarea. Es decir, que un grupo puede funcionar bien en la realización de determinadas actividades, pero no en otras, con lo cual debe considerarse la flexibilidad a la hora de formar grupos de trabajo.

*     En cuanto a los ritmos, está claro que no todos los alumnos progresan a la vez, con lo cual deberemos establecer el tiempo necesario de realización de las actividades atendiendo a este criterio. 

        Finalmente, en lo que se refiere a aquellos alumnos o alumnas que requieran las adaptaciones curriculares significativas (eliminación de algún objetivo o contenido del currículum ordinario), y a las medidas de diversificación curricular (eliminación de un área del currículum), solamente se realizarán si así lo aconseja el diagnóstico psico-pedagógico y bajo una estrecha relación con el Departamento de Orientación del Centro.

 

TRATAMIENTO DE LAS ÁREAS TRANSVERSALES: 

        Todas las áreas transversales están presentes y se les da un tratamiento diferenciado desde nuestra concreta área de formación. Hacemos aquí referencia a los objetivos y bloques de contenidos en los que se trabajan las mismas: 

ÁREA TRANSVERSAL

OBJETIVOSGENERALES

BLOQUES DE CONTENIDOS

Igualdad entre sexos

2,4

1,2,3,4

La interculturalidad

2,6,7,9,10,11

1,4

La convivencia y los derechos humanos

 

1,2,4,6,9,10

 

1,2,3,4

La educación para la salud

1,2,9,10

4

El consumo

1,2,6,9,10

4

El ocio y la prevención de la drogodependencia

 

1,2,6,9,10

 

4

La educación afectivo-sexual

2,4,9,10

3,4

La educación ambiental

2,6,9,10

1,4

        Además se procurará tenerlas presentes a la hora de elaborar y poner en práctica todas las actividades de enseñanza-aprendizaje con el fin de promover un cambio de actitudes en los/las alumnos/as.

        No solamente se encuentran contempladas en los contenidos conceptuales sino, y sobre todo, en los procedimentales y actitudinales con el fin de que no se queden en simples teorías.

 

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS Y EXTRAESCOLARES

 Ver apartado de la WEB "ACTIVIDADES"